¿Hay tacos en santiago? Una nota sobre comida mexicana

Tanta televisión gringa ha despertado en mí una secreta fascinación por el taco, ese que se come. Escena tras escena, mi deseo por esas solemnes masitas llenas de grasa, carne y  frijoles aumentaba día a día, preguntándome para cada bajón ¿Cuándo será el día que coma algo así? Los años pasaron, y de a poco veía como la gastronomía nacional se ha iba diversificando, apareciendo los más exóticos restaurantes y carritos callejeros por todos lados, pero, ¿donde están los tacos? Lamentablemente, y a diferencia de lo que vemos por Netflix, la comida callejera Mexicana nunca se presentó como en las películas, y si quería comer tacos, solo me quedaba ir a restaurantes serios y caros. Pues bien, agarré mis ahorros, adoctriné mi hambre, y me fui en búsqueda del taco más cabrón que pudiese encontrar en santiago.

Mi primera experiencia fue en Mexicana, en calle Seminario, luego visité la Taquería Los Miserables en Bellavista, después por motivos de trabajo pasé a Los Cautes, en Manuel Montt, y paseando por Franklin me encontré con la Taquería Mi Jugo. A pesar de los buenos ratos, porque todos estos locales son muy sabrosos y recomendables, todos son muy costosos (variando el precio con el barrio), y en ninguno de estos me dije a mi mismo ¡esta es comida de otro mundo!, o ¡qué rica es la comida mexicana! Nada de eso, ninguno de esos tacos me sabía a película, más bien me sabía a comida de chilenos muy bien preparada en base a tortillas. Para mejorar mi suerte, me guié por los comentarios en Zomato y Google y partí al Plaza Garibaldi, ubicado en Moneda con Ricardo Cumming. Según decían, este sí era mero mero mexicano. Pedimos la porción de tacos ($7600, ojo), y de pronto llegan a la mesa tres tortillas de supermercado chicas, rellenas de sofrito de carne, pollo y cerdo con cebollín. Eso. Absolutamente fome, sobretodo considerando el precio, hasta podría replicarlo en mi casa con mejor éxito ¿y saben qué? Quedamos con hambre.

Bonita foto de un taco de Plaza Garibaldi. Sabor muy “simplón”.

Desesperanzados ya, vimos en la prensa la novedad en tacos en un pequeño local llamado Tacool, pero a este nunca lo encontramos abierto. Fue buscando información de comida Mexicana en Chile que pillé al Íjole, restoran-delivery de comida mexicana ubicado en Matta con Madrid (Link). Llamamos esperanzados y pronto el encargo llegó: tres porciones de taco (6 unidades) y una de nachos, todas bien enjundiosas. A diferencia del resto, estos tacos eran de tortillas de maíz (oh!) y el guacamole tenía un toque ácido, cosa para mi novedosa. Si bien, en cuanto a sabor no es lo más rico, sí es lo más auténtico, lo más exótico y lo más mexicano que he probado. Sin duda alguna, en Íjole venden comida que en Santiago no puedes encontrar, todo un alivio a mi decepcionado corazón lechón.

Sin embargo, como en las películas, la búsqueda continúa, y ya en retrospectiva, les puedo decir que Los Cuates es una opción muy buena si quieres lucirte con comida mexicana y no temes pagar de más. La Taquería Mi Jugo y la Taquería Los Miserables también son buenas opciones, pero su precio y su estilo gourmet chocan con el ambiente en donde están metidos. No vayan a Plaza Garibaldi. En mis sueños más dulces, aún me imagino encontrando ese local perfecto con enjundiosos tacos de película gringa y a buen precio, pero por ahora solo me queda el eterno debate acerca de cuál es la mejor comida extranjera ¿la más sabrosa o la más respetuosa de la receta original del país? Por siempre, el cambio y lo establecido se enfrentan en una eterna batalla épica, ahora dentro de una circular tortilla de maíz, con la carne como escudo, y el chile como espada ¡Acción!

Si quiere leer más de comida mexicana, pase por nuestro post de Restaurante Rosita.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Localoteca